consejos selectividad

5 consejos para afrontar la EvAU

Uno de los retos más importantes al que se enfrentan miles de estudiantes cada curso es la famosa selectividad, actualmente la EvAU. Es una fase importante y decisiva para poder optar a las carreras y estudios que deseamos. Y como cualquier fase importante conlleva una gran tensión y un gran estrés para los alumnos.

Nosotros, desde el punto de vista profesional, lo afrontamos también con mucha seriedad. Y dada la seriedad del asunto, hemos desarrollado diferentes técnicas y consejos con los que vamos dirigiendo y orientando a nuestros alumnos. Son muchas las maneras de abordar el tema y dependen del tipo de bachillerato que se estudie, las carreras a las que se desea optar, el nivel del alumno, su preparación, sus rutinas de estudio… es decir, cada alumno es un mundo y cada caso es diferente. Pero por norma general los consejos que se pueden aplicar a todos de manera genérica son los siguientes:

  1. RELAJARSE

La preocupación, los nervios, la ansiedad y el estrés son de los estados emocionales que se ven con mas frecuencia en estos casos. Pero hay que aprender a llevarlo y pensar que lo mejor es tomárselo con calma, pero sin pausa. Antes de preocuparse por una serie de exámenes finales, lo mejor es pensar en el presente y en el futuro a corto plazo, es decir, los exámenes y las diferentes tareas que se dan a lo largo del curso de segundo de bachillerato.

Es una fase bonita si se aprende a ver con la perspectiva correcta, y por ello lo mejor que podemos decirte es que la disfrutes e intentes pensar que hay mucha gente (la mayoría de los examinados) que ha pasado la misma prueba y la ha superado con éxito.

  1. ORGANIZARSE

Este consejo es el más importante. Da igual el nivel que tengas o la dificultad de las asignaturas, la primera herramienta que se tiene a mano en este caso es la organización, y de hecho es la más eficaz.

Desde el principio de curso hay que prepararse un calendario de estudio, de metas y objetivos a los que se quiere llegar a corto o medio plazo. Por ejemplo, llevar al día los apuntes, los próximos exámenes o los próximos trabajos de clase.

Hay infinidad de técnicas y calendarios que se tienen que adaptar a la medida de cada uno, permitiéndonos llevar al día todas las asignaturas e incluso disfrutar de tiempo libre y de otras actividades extraescolares.

  1. CENTRARSE EN 2º

Lo más importante es el curso, y aprobar el segundo curso con buena nota es vital en este caso, ya que la nota de bachillerato computa un 60% de la nota final.

Por norma general si se aprueba segundo con buena nota y con consistencia, el examen de la EvAU resultará muchísimo más fácil, y el abanico de estudios a los que podemos optar será mayor.

Así que, dedícate a estudiar y aprender todo lo que puedas a lo largo del curso, y céntrate en perfeccionar y mecanizar toda la teoría y práctica que se te ofrece en tus distintas asignaturas

  1. SER REALISTA

Tenemos que ser realistas en cuestión de nuestro progreso, ni ser pesimistas y pensar que toda irá mal, ni ser demasiado optimistas y dejarlo todo al último momento.

A lo largo de los dos primeros meses ya se puede ir viendo como es nuestro progreso, y en función de ello debemos ir cambiando nuestras estrategias.

La visión objetiva y critica aquí es muy importante, ya que nos dará una perspectiva mejor y más amplia de los hechos. Ser demasiado pesimista no ayuda, ya que nos irá llevando a una dejadez y una desilusión que nos hará muy cuesta arriba el curso. Y en el caso opuesto nos llevará también a ser demasiado descuidados y pensar que podremos remontar al final del curso, y eso es un gran error.

  1. BUSCAR AYUDA

En 2º de bachillerato la materia es muy amplia y muy condensada. El tiempo de asimilación de los distintos conceptos es bastante más corto y a veces no llegamos a poder entender todo lo que se nos explica.

En estos casos nuca hay que dejarlo pasar, o pensar que ya te pondrás a ello más adelante, por que conllevará que se te amontone una cantidad de dudas muy amplia e interrumpirá el progreso de los siguientes conocimientos, ya que, si no entendemos la base nunca podremos entender conocimientos más avanzados.

Aquí lo primero que se tiene que hacer es ver que asignaturas me resultan más complicadas, e intentar buscar ayuda a tiempo, y la mejor opción son los centros especializados en ello. Pero cuidado, no vale con presentarse el último mes del curso para que te solucionen las dudas, hay que hacerlo con tiempo, y que tu profesor de apoyo pueda crear contigo un buen calendario y una buena rutina para ir superando esos baches que se nos presenta

En resumen, es una etapa muy bonita de nuestra vida académica, y luego muchos de nosotros la recordamos con mucho cariño, disfrútala, se responsable y verás que se te hará mucho más fácil pasarla. Ánimo y mucha suerte.

Ousama Ben Ayad
Uno de los retos más importantes al que se enfrentan miles de estudiantes cada curso es la famosa selectividad, actualmente la EvAU. Es una fase importante y decisiva para ...